¿Sirven las redes sociales para encontrar trabajo?

La respuesta corta a esta pregunta es sí. En efecto, las redes sociales brindan una excelente oportunidad para acceder a puestos de trabajo, y también sirve como aval para presentarse a una entrevista de empleo.

Directa o indirectamente, la presencia en la red de redes influye en la decisión de los especialistas del departamento de Recursos Humanos a la hora de elegir candidatos para ocupar puestos de trabajo. Y hay vías para inclinar la balanza a nuestro favor.

 

Buscando trabajo de forma activa en las redes sociales

La red social más importante donde debes empezar es LinkedIn, que te ofrece la oportunidad de colocar tu CV y tu experiencia laboral de forma visible para cualquier futuro empleador. En este portal también hay ofertas de empleo, que te llegan automáticamente como alertas si corresponden a tus habilidades y capacidades.

Otra ventaja de LinkedIn es que tus pasados contratistas pueden avalar tus habilidades y dar una opinión de ti, lo que siempre te servirá de referencia para aspirar a otro puesto de trabajo. Más aún, esta red social te da la posibilidad de conectarte con otros miembros de tu sector laboral. Dedica tiempo a integrarte y expandir tus contactos. Quizás entre ellos esté un futuro contratista.

De la misma forma, otras redes sociales te brindan la posibilidad de ampliar tu red de contactos. El pionero y más influyente de ellos es Facebook, que te ofrece la oportunidad de expandir tus contactos hasta 5000 amigos. Identifica las empresas en donde te interesaría trabajar y sigue sus páginas Facebook, y de ser posible aporta ideas interesantes que puedan llamar la atención del Community Manager y otros miembros de tu sector laboral.

Pero, ¡cuidado! Las redes sociales son un arma de doble filo. Si publicas algo inadecuado en ellas, o das muestras de poca seriedad, puede que eso influya en la decisión del responsable de contratarte.