Más allá de IT: qué estudiar si te gusta la informática

Casi todo el mundo relaciona casi sin pensarlo a los estudios de informática con la programación y las tecnologías de la información (IT), que agrupan los elementos y las técnicas para el tratamiento y la transmisión de información.

Pero, ¿qué pasa si te gusta la informática, pero no te gusta nada de nada el IT? ¿Qué más puedes hacer? No te preocupes, este es un mundo dominado por las nuevas tecnologías, así que algún espacio habrá para los informáticos.

 

Puedes estudiar…

Generalmente en casi todos los países existen tres opciones de estudios para todos los entusiastas de la informática. La primera es, lógicamente, la Ingeniería en Informática (o en Computación, etc) Que es quizás la más completa de todas las opciones, pudiendo especializarte luego a través de estudios de postgrados.

La segunda opción es la Ingeniería en Sistemas, que es un estudio multidisciplinario en el que integrarás varios conocimientos (más allá de la informática) para la creación de sistemas que tengan como objetivo solucionar un problema o transformar el medio en beneficio del hombre.

Una tercera opción es estudiar programación directamente y el campo de trabajo queda reducido a la creación de software para cualquier tipo de plataforma. Pero si lo tuyo es el mundo de los negocios en la era de la información, un master en marketing digital te vendría como anillo al dedo.

 

¿En qué puedes trabajar más allá de la programación?

La primera opción, aunque quizás no muy glamorosa, es la de Soporte Técnico. Si, el 99 por ciento de los casos aplicarás conocimientos muy básicos de informática, pero nunca sabes que te depara eso otro 1 por ciento.

También puedes optar por ser Administrador de Sistema o de Redes. Este es el encargado de todo el montaje y mantenimiento de los servidores y la red de una empresa. Además de encargarse de la seguridad informática de esta.

Siempre tienes la opción de dedicarte a la docencia y la investigación. Este trabajo te mantendrá siempre a la caza de los últimos avances, además de impartir conferencias y hasta escribir libros.

Y, por supuesto, con un master en marketing digital puedes convertirte en una pieza clave del éxito de cualquier empresa. La decisión es tuya.