Impacto de los cambios políticos recientes en el mercado laboral

Algunos de los cambios políticos más recientes en el mundo se han producido en este año. De una manera u otra, cada país se ve afectado por estos. Normalmente estamos acostumbrados a lidiar con la dualidad entre la izquierda y la derecha, pero ahora ya no son solo ellos quienes dirigen la orquesta.

A partir de la llegada de la crisis mundial, el mundo vio como derechistas e izquierdistas se echaban mutuamente la culpa de la recesión y luego intentaban contener el hundimiento de la económica nacional. En España la solución de llevar al paro a más de 3 millones de españoles freno el déficit económico, pero ¿a qué precio?

Hace apenas unos años, la reforma de Zapatero inmovilizó el país con una huelga general en protesta por las medidas que beneficiaban a las empresas y denigraban a los trabajadores. La pregunta del momento es: tras los cambios gubernamentales y el incremento del poder de formaciones políticas como C´s y Podemos, ¿veremos una verdadera transición?

 

El mercado laboral no debe depender de los cambios políticos

Lo cierto es que el comercio debe regirse de manera autóctona y en el caso de las pequeñas entidades estar estimulado por el flujo de la oferta y la demanda, así como la libre competencia. En este paraíso mercantil, el gobierno solo mediaría en ciertos desacuerdos, estando en la obligación de defender los intereses del pueblo y los trabajadores.

Gracias a las malas decisiones o las pugnas entre los políticos, España ha evolucionado muy poco en cuanto a mercado laboral. En los últimos años, hay menos trabajadores por cuenta propia, el mercado de trabajo envejece y el paro juvenil es uno de los mayores problemas que aún no tienen solución.

De nada vale instaurar un modelo económico, si cuando se termine el gobierno será sustituido por otro. En tal panorama, lo único efectivo es seguir superándose y optar por ofertas laborales alternativas ajenas a políticas gubernamentales.